Formación Idiomas para profesionales

Érase una vez...

Una de las actividades humanas más antiguas y más creativas desde el punto de vista lingüístico es CONTAR HISTORIAS. ¿Por qué no aprovecharlo en un contexto didáctico?

Y, ¿ por qué no escuchar historias ?


cuando introduje palabras divertidas despertasteis y me prestasteis la máxima atenciónÉrase una vez... hacia 1.200 en un monasterio de Renanía donde una asamblea de monjes y hermanos legos escuchaban las exortaciones del abad, pero dormitaban, ¡e incluso algunos roncaban!.
De repente retumbó la voz del abad: “¡Escuchadme, hermanos míos, escuchad con atención!. Voy a contaros un hecho nuevo y extraordinario: hubo un rey al que llamaban Arturo”. Se detuvo un instante y dijo después: “¡Cuán grande es vuestra miseria, hermanos míos! Mientras os hablaba de Dios estabais durmiendo pero cuando introduje palabras divertidas despertasteis y me prestasteis la máxima atención”. Cita literaria (Extraído de La légende arthurienne, préface p.1, édition Robert Lafont, coll. Bouquin. París, 1989)

Poco importan las severas conclusiones del abad porque acababa de descubrir una de las fuentes esenciales para motivar. Asimismo, el profesor de francés, solo en su aula, a veces se pregunta qué hacer para cautivar a sus alumnos, para hallar, si no la inspiración, al menos un interés creciente. Porque ciertamente el cansancio nos acecha y amenaza a todos, jóvenes y no tan jóvenes, docentes experimentados o principiantes. Y si cada cierto tiempo nos cantan las alabanzas de tal o cual método o soporte pedagógico es indudable que la relación que establece el profesor con el alumnado garantiza su éxito.

El cuento como herramienta en la clase de FLE

Hemos considerado cuatro puntos importantes. En primer lugar, dos aspectos claramente lingüísticos, a saber la contextualización del idioma – todos sabemos que resulta más eficiente vincular el vocabulario y las estructuras con situaciones y así poder memorizarlos – y el placer auditivo: cada idioma posee su musicalidad más aún cuando el texto requiere una búsqueda de ritmos y sonidos, como sucede con las canciones y la poesía, y que encontramos en algunos cuentos o narradores. Pero también importa el encanto de la voz de quien cuenta y logra hacernos olvidar el significado de la palabra para fijarnos más en la emoción que desprende. A aquel placer auditivo se une el placer “de masticar”, según palabras del narrador de cuentos Henri Cazaux, pues significa jugar, al igual que en los…, con la respiración del idioma, con la exploración de sonidos nuevos y la pronunciación de los vocablos. El profesor podrá inspirarse en ello para buscar ejercicios fonéticos o relacionados con la prosodia.

Resaltemos ahora la función lúdica ya que se puede enseñar y aprender gracias a la relajación producida por una historia para después detenernos, por ejemplo, en una regla de gramática. También subyace en el cuento un lado artístico que nos lleva más allá de la noción de juego, hacia un lugar donde la historia y el narrador se convierten en un medio que potencian la imaginación de cada uno de los oyentes.

Para terminar señalemos que en un relato hay un personaje que nos conmueve, aventuras que compartimos, un logro que deseamos se alcance, y así nuestra implicación afectiva acrecienta la empatía así como la compresión y la memorización.

Cita literariaExtracto de Contes et récits pour la classe de FLE, Brigitte Arnaudiès. Pearson 2003

 

Y, ¿ por qué no formarse ?


PROPUESTAS DE ITINERARIO:

Sumergirse en el mundo de las historias y por supuesto de la imaginación.

Descubrir la gran variedad de cuentos pero también de leyendas, mitos: existen historias para todas las edades.

Analizar y potencializar esta “herramienta” para la clase de idioma.

Practicar la creación parcial o total de historias.

Jugar y disfrutar diciendo y contando.


PROPUESTAS DE CONTENIDOS

Partiendo de la escucha de cuentos o relatos contados de viva voz durante la formación los participantes podrán compartir y comprender el potencial lingüístico y de motivación para sus clases. Después, pondremos en práctica una metodología con el fin de preparar explotaciones pedagógicas adaptadas a sus alumnos.

En une segunda parte, determinaremos los elementos constitutivos de un cuento para fabricar una “máquina para inventar historias” y veremos como jugar a crear historias en clase. Finalmente cada participante contara bien un cuento sencillo bien el cuento inventado.

METODOLOGÍA

Para entrar en el país de las historias, el « Ábrete, Sésamo » será totalmente en francés y por empatía con todos los héroes seguiremos sus peripecias, les ayudaremos para resolver sus pruebas y estaremos felices por fin de llegar...

Tweets
    2013 Brigitte Arnaudiès todos los derechos reservados